martes, noviembre 11, 2008

Sabía que no pasaría mucho tiempo para poder darnos cuenta. Es más: Lo hubiera apostado.

López Obrador tenía razón. No así los chuchos que, contradiciendo cínicamente su discurso, votaron por una reforma que según ellos, según todos, "no era privatizadora".

El "loco", el "inconforme", el "contreras", tenía razón. Su posición radical tenía razón.

Cómo lo dice al final de la editorial de la Jornada del día de hoy, quisiera que Acosta Naranjo, Carlos Navarrete y Graco Ramírez me lo explicaran. Se lo explicaran a sus bases:

La confesión de Kessel / La Jornada 11-Nov-08

Ayer, en el contexto del foro empresarial México, cumbre de negocios, que se realiza en Monterrey, Nuevo León, la titular de la Secretaría de Energía (Sener), Georgina Kessel, dijo: “Alrededor de 70 por ciento de las actividades de Pemex (Petróleos Mexicanos) en exploración y producción ya las realizan otras empresas”. Tal aserto representa una confesión de ilegalidad, un reconocimiento de que la reforma petrolera recientemente aprobada, y aún no promulgada, simplemente busca regularizar una práctica ilícita, y una admisión de que el laberíntico proceso que condujo a su aprobación ha sido una simulación y una impostura del gobierno federal y de sus aliados en el Congreso.

Es necesario recordar que la Ley Reglamentaria del artículo 27 constitucional, aún vigente, afirma que “sólo la Nación podrá llevar a cabo las distintas explotaciones de los hidrocarburos, que constituyen la industria petrolera (la cual) abarca (entre otras cosas) la exploración, la explotación, la refinación, el transporte, el almacenamiento, la distribución y las ventas de primera mano del petróleo y los productos que se obtengan de su refinación”. Es decir, el gobierno actual y los precedentes han venido violando en forma deliberada y reiterada la Carta Magna y la ley reglamentaria –lo que conlleva una gravísima responsabilidad política–, y las reformas referidas han sido una mera forma de dar cobertura legal a una situación de facto a todas luces ilícita.

Por añadidura, la funcionaria dijo que las modificaciones pactadas por Los Pinos con las bancadas de Acción Nacional, el Revolucionario Institucional y un sector del Partido de la Revolución Democrática “tienen los mismos objetivos” que la iniciativa abiertamente privatizadora que el titular del Ejecutivo federal, Felipe Calderón, envió al Senado el 8 de abril. La pregunta obligada es, entonces, para qué se incluyeron en esas propuestas párrafos e incisos que entregaban segmentos enteros de la industria petrolera a consorcios particulares, a sabiendas de que habrían de enfrentar una fuerte oposición política, social y técnica, y por qué no se optó desde un principio por enviar una versión menos impresentable, como la que finalmente se aprobó. Sea cual fuere la respuesta, queda en el aire, tras las declaraciones de la titular de la Sener, una sensación de trampa, de simulación, de tomadura de pelo, como lo fue, desde un principio, el aserto gubernamental de que las iniciativas inicialmente ensayadas “no eran privatizadoras”.

Cabe preguntarse, por lo demás, qué explicación darán a sus bases y a sus electores los dirigentes y legisladores perredistas –Guadalupe Acosta Naranjo, Graco Ramírez, Carlos Navarrete y otros– que se sumaron con entusiasmo y “orgullo” a una maniobra que, ahora es meridianamente claro, apuntaba a legalizar una privatización que ya se venía dando en los hechos.

En cualquier forma, la escandalosa declaración de Kessel plantea una disyuntiva ineludible: o se emprende de inmediato un esclarecimiento de la sostenida ilegalidad en la que ha venido operando la industria petrolera (cuando menos, 70 por ciento de ella), o se concede la existencia de un poder público cínico, que sólo se compromete a cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes en las ceremonias de toma de protesta.

8 comentarios:

Francisco dijo...

Sea como sea la reforma (privatizadora o no), se voto por una gran mayoria en ambas camaras. Esa mayoria en el mejor de los casos representa a la mayoria de los mexicanos y sus intereses, es claro que quien vota por uno u otro partido es porque se identifica con su forma de ver el pais. Si es que la reforma hace logal lo ilegal o si va a entregar "nuestro" petroleo a los extranjeros es porque asi lo quiere la mayoria. Si se supone que vivimos en una democracia la minoria debe aceptar lo que dicta la mayoria aunque la minoria crea que tiene razon

AlexB dijo...

Francisco, muchas gracias por tu comentario.

Pero estoy completamente en desacuerdo contigo. Me explico:

Aunque teóricamente los representantes de las cámaras son el voto de los distritos-estados que representan, no puedes decir que eso que votaron sea lo que sus representados desean. Es más, durante TODO el proceso, incluso cuando Calderón comenzó con su propuesta de reforma, "aplacaron" a la gente engañandola diciendo que las reformas nunca mencionaban la palabra "privatización".

"Molinos de viento", "Sólo ellos ven la privatización", "Nadie habla de iniciativas privadas..." y con esos argumentos, ahora demostrados como falsos, dijeron una cosa y votaron otra.

¿Así se representa a sus electores? ¿Eso es lo que la gente quería? ¿Seguro?

Por otro lado: Dime qué candidato a senador o diputado por CUALQUIER partido, puso en su propuesta de campaña, el tema de la "privatización" de petróleos? Sin haber leído las campañas de todos los candidatos me atrevo a decir que NADIE se atrevería a presentar esa propuesta tan "impopular". Nadie votaría por él. Por que NADIE quiere que se privatice el petroleo.

En este caso, la democracia de la que hablas es la de las minorías que engañan y toman decisiones sobre una mayoría manipulada.

¿Por qué Calderón nunca aceptó la consulta?

Entiendo que tú estarás contento con la reforma. Entiendo que ahora mismo estarás a la expectativa para poder invertir tu capital en la exploración o explotación de algún bloque que sin duda te asignarán... En tu caso, yo tambien estaría contento... porque de otra manera, si fueras un empleado, si tus hijos fueran a escuelas públicas y si dependes de la seguridad pública o la seguridad social, deberías estar muy molesto... claro; si estuvieras conciente de lo que acaba de pasar.

Francisco, tan pronto tengas un pozo petrolero, y OBVIO no le darás tus utilidades al fisco, no necesitarás escuelas públicas, ni policias públicos, ni seguros sociales... por eso, te felicito...

Anónimo dijo...

¡Uy qué sacrilegio violar nuestra sacrosanta Constitución; en desagravio propongo enviar, por los canales diplomáticos pertinentes, un exhorto al Cielo para que mande una lluvia de fuego contra los inicuos aprobadores de la reformita de Pemex y una de agua bendita para don contreras y cía.!. Bueno, a la mejor el Cielo se adelantó nomás que se equivocó mandándoles la lluvia de fuego a las inocentes víctimas terrestres del avionazo pero de momento no va por ahí este rollo; aunque pensándolo bien, retiro la moción de la lluvia de agua bendita porque don contreras cada rato viola la Constitución al menos en lo que al libre tránsito se refiere. Insisto en que todo proyecto requiere dinero y más los megaproyectos petroleros por lo que Pemex busca que le salgan más económicos contratando a alguien que haga las cosas por él, el resultado es el mismo: si Pemex saca el petróleo se lo vende a los gringos y con ese dinero se autopaga sus gastos y le quedan ganancias; si un contratista privado saca el petróleo se lo entrega a Pemex el cual vende ese petróleo a los gringos y con parte de eso le paga al contratista; en los contratos de riesgo que no se aceptaron el contratista saca el petróleo, vende su parte directamente a los gringos y de ahí se paga y la otra parte es la ganancia de Pemex... La misma gata ora sí que bien revolcada como la Constitución. Ten la seguridad que el barril de petróleo no sabe ni le interesa y ni le perjudica ni le beneficia saber quién lo buscó, sacó, transportó, vendió, ni que los directivos, los políticos y el sindicato son los que al final se embolsan la lanota.

Anónimo dijo...

Ah, me faltó añadir el recordarte que los servicios de educación, seguridad pública, seguridad social y demás ya están pagados con nuestros impuestos, no son una caridad que nos hace el gobierno a la plebe. Y si el petróleo es tan mío yo quiero administrar y gastar mis ganancias como me dé la gana, no que me las administren ni las malgasten la pandilla de pendejos y rateros.

Francisco dijo...

Tu crees que NADIE quiere "nuestro" petroleo se privatice?.
Yo mas bien creo que es un tema tabú del que los pseudo-nacionalistas utilizan para manipular a la gente que los sigue y tratar de manipular a la que no con discursos catastrofistas y enrollados en la bandera, cuando lo unico que pasa es que estan ardidos porque la tajada no va a ser para ellos.
Hay mucha gente que apoyaria la privatizacion pero parece que esa palabra esta apestada, al final bien nos haria de paso empezar a dejar de depender del petroleo porque ya se va a acabar y como bien dices todo depende de el cuando eso pase no quisiera estar aqui, Ay nanita!

AlexB dijo...

Anónimo: "Violar la ley" no es sacrilegio, es delito. Y no se castiga con lluvias de fuego o de agua bendita, sino con cárcel. (Seguro eres yunquista).

Es posible que tu teoría de "cómo deberían ser las cosas" sea LA SOLUCION, pero eso no está escrito en la constitución, y por lo tanto es delito... y si las palabras de la secretaria de energía son correctas, se ha estado violando la ley -lease, haciendo delito- quién sabe desde cuándo. Si de acuerdo a tu razonamiento de castigar a quien bloquea el libre tránsito, estarás de acuerdo que permitir el libre tránsito en áreas restringidas tambien merecen castigo.

AlexB dijo...

Y me faltó añadir que en efecto, tus impuestos pagan todos los servicios públicos... Bueno, sólo el 60%. Y mientras tengamos NUESTRO petroleo a nuestra disposición así seguirá siendo... de otra manera, tus impuestos tendrán que incrementarse otros 40 centavos por cada peso que pagas... Y aún así, segurás manteniendo políticos lacras y rateros... nada cambiará ese "costo fijo".

Anónimo dijo...

No soy del yunque y de por sí eso no tiene importancia en este momento; si escribo en ratos en plan de chunga es para quitarle solemnidad al tema, la vida es muy corta para tomarla con tanta seriedad. Y para borrar el tufo yunquista a lo del agua bendita, entonces que le llueva caca al mencionado, aguada de preferencia porque si es dura quedará difunto y enterrado y será muy difícil sustituir a un profesional en jodernos la vida con el ahínco con el que solo él sabe hacerlo. Y te apoyo en que metan a la cárcel a los violadores de la Constitución del partido y color que sean, aunque lo difícil será escoger quién va a cerrar la puerta pero ya nos preocuparemos por eso más adelante; mejor que se reforme la Constitución en lo que se pueda para que se cometann menos delitos y asunto arreglado.