martes, noviembre 20, 2007

En otras partes de mi blog, he mencionado que los poderosos de este país -nótese que no sólo culpo al gobierno, es más, el gobierno tambien es una herramienta de los poderosos- tienen el monopolio de la "opinión pública", es decir, son ellos quienes con simples "líneas", los medios electrónicos y escritos publican "verdades" que quienes no tenemos más fuentes de información, terminamos tragándonos como si fueran píldoras. Además, son versiones de la realidad que sin oponer un filtro de juicio y análisis, defendemos como si nos constara.

Derrepente, tener acceso a información diferente a la que vemos en la televisión, o la que oímos en la radio, o a la que leemos en los periódicos, nos puede abrir el panorama, y, confrontando argumentos de una fuente y de otra, podemos ahora sí, tener un criterio más acorde con la realidad. No pretendo decir que lo que se dice fuera de los medios oficiales sea siempre verdad, pero por lo menos, creo que siempre es importante tener versiones diferentes para poder determinar con un poco de sentido común, una opinión más sustentada.

El caso del fraude de la elección presidencial del 2006, es un caso típico de cómo se manipuló la información, se ocultaron evidencias y se creó ante la opinión pública la idea de que la elección había sido limpia y justa y que fueron suficientes sólo el 0.56% para definirla.

Mucha gente se quedó con la idea de que en nuestro país la democracia y las elecciones limpias son procesos que tenemos muy bien dominados y que los que se decían agraviados por un fraude sólo tenían la intención de desestabilizar al país con sus marchas y manifestaciones. Desde luego, los medios oficialistas, sólo muestran lo que les conviene y hacían énfasis en mostrar lo molesto y poco civilizado de las movilizaciones, pero nunca dijeron los argumentos que llevaban a reunir a tal muchedumbre.

Pero este caso, a diferencia de muchos más, existe una versión documentada y llevada a la pantalla grande... en este caso, se encontró la manera de llevar a las personas que estén intersadas, una visión diferente de cómo ocurrieron las cosas... de esta manera, se podrá tener una idea más amplia de la elección del 2006 y antes de defender a capa y espada el proceso electoral, podremos hacer un juicio con toda la información en la mano.

No la he visto todavía, pero es obvio que se mostrarán imágenes y evidencias que las televisoras nunca pusieron al aire, ni las pondrán... pero eso no quiere decir que no existieron.

Mañana, miércoles de 2x1, iré al cine a ver la película "Fraude: México 2006", y aprovecho el comercial del documental para invitarlos a que tambien vayan al cine... ojalá podamos coincidir, en toda la extensión de la palabra.

Despues de la función del documental de Mandoki, quienes ya sabíamos del fraude, podremos tener más evidencias para seguir indignados y en una resistencia civil pacífica... quienes nunca creyeron que hubo fraude, será una oportunidad para demostrar la solidez de su opinión.




El trailer del documental.

Luis Mandoki habla sobre "Fraude: México 2006" parte 1
Luis Mandoki habla sobre "Fraude: México 2006" parte 2
Luis Mandoki habla sobre "Fraude: México 2006" parte 3

1 comentario:

Esteban dijo...

Alex, �por qu� no piensas y escribes que Pemex, CFE, el IMSS y los sindicatos tambi�n son monopolios?

Estoy de acuerdo contigo, la competencia hace maravillas, y hay que ser m�s competitivos. Esa es la ra�z del capitalismo.

Telmex deber�a de tener m�s competencia, al igual que Televisa y TVAzteca. Pero no se construye destruyendo. Se construye dando m�s concesiones, permitiendo otras 3 cadenas de televisi�n privada, otros 4 sistemas telef�nicos, etc�tera.

Y otras empresas extractoras de petr�leo, o generadoras de electricidad.

Y otros sindicatos, o la libertad elegir el tener o no un sindicato.

Est�s en el sentido y direcci�n correcta respecto a competencia. S�lo te falta ampliar un poquito m�s la definici�n.

Saludos. E