martes, octubre 16, 2007

¿Quiéres ser mi novia?

Feliz 16.

Feliz 11, felices 3...

El fin de semana pasado, Lina y yo fuimos a las fiestas de octubre en Zapotlán... igual que aquella primera vez, hace 11 años, caminabamos lentamente por la feria, sin importar el murmullo de la muchedumbre, o el estruendo de las bandas que producían los agitados bailes de los asistentes.

Rodeados de cientos de desconocidos, solos, bajo un cielo nublado, este fín de semana, tambien caminábamos a ninguna parte, con la confianza de que estamos uno al lado del otro.

Un 16 de octubre como hoy, de hace 11 años, le pedí a Lina por primera vez que fuera mi novia. Incluso, un 16 de octubre, de hace 3 años, le pedí que fuera mi esposa, con templo, padrinos, fiesta y todo! Así que un día como hoy, tengo muchas cosas qué celebrar... por ser un "16 de octubre", podemos celebrar que hoy, hace 11 años, nos hicimos novios por primera vez y, desde hace 3 que somos esposos...

Recuerdo como si hubiera sido el fin de semana pasado, que un octubre de hace once años, unos amigos nos preguntaron: -"Oigan, güeros, ¿ustedes ya se dicen que se quieren?"... apenados, nos subimos en la caja de la pickup, nos abrazamos por el frío, y guardamos silencio por todo el camino... quizá, desde ese momento, sabíamos que nos diríamos que nos queremos por muchos años por venir...

El primer día de nuestra historia como pareja, sucedieron muchas cosas que nunca podré olvidar... caminabamos lento por las banquetas nocturnas de un Zapotlán de fiesta, tomados de la mano, besándonos en cada esquina... sentíamos el aire húmedo y fresco de esa noche que amenazaba con lluvia, y todavía puedo recordar, mirarla ahí, con su cabello corto, con sus preciosos ojos verdes llenos de brillo, y sus labios con estrellas. Un abrazo, un beso, un "hasta mañana"... y el latir acelerado de mi jóven corazón, la sangre incontrolable aturdiendo mis pensamientos, y el insomnio, y la sonrisa, y los ojos cerrados y la memoria reciente, y el primero de muchos poemas...

Hoy, apenas a 11 años de distancia, hoy que sus labios siguen robándo las estrellas del cielo nublado de octubre y que todavía puedo besarlos, hoy que me doy cuenta que todos mis viejos deseos se han convertido en realidad, no tengo más que celebrarlo, y sentirme muy feliz por eso.

Hoy, despues de tantas cosas y de tanto tiempo, puedo sentirme como en aquél lejano octubre que cambió el rumbo de mi vida para convertirla en la vida que hoy me hace sentirme realizado.

L: qsmn?

1 comentario:

Esteban dijo...

... Y felices "todos los que quedan" Alex y Lina

Yo creo en el amor... en todas sus expresiones, en todas sus manifestaciones, con toda su fuerza.

El amor mueve montañas... y cambia pañales a media noche