miércoles, septiembre 26, 2007

No sé si llamarlo indignación, o si deba disfrutarlo.

Hace unos minutos, accidentalmente me chuté un mensaje en cadena nacional donde Felipe Calderón anunciaba la suspención temporal de la puesta en vigor del gasolinazo.

No puedo creer tanto cinismo, tanta hipocresía, tanta falsedad... lo mejor de todo es que mañana, puedo apostar, se escucharán comentarios que agradecen el acto heróico del "presidente de la mano firme", de parar las alzas de los energéticos, y con esto, no afectar la economía de las familias más pobres del país...

Pero nadie mencionará que la tregua es temporal y que al igual que hoy, las familias más pobres del país lo serán tambien el próximo enero... tampoco se dirá que el alza de los precios que obligó al presidente a echarse para atras, fué causado por él, aunque, traicionando su propio discurso del viernes pasado, culpe a los diputados y gobernadores, aunque sean de su partido (el PRIAN).

Podemos o no estar de acuerdo en que el Estado necesita más dinero; pero hubo propuestas de personajes políticos que sugerían que antes que cualquier reforma fiscal, se debería optimizar el ingreso, y con calculos sobrados, se podía comprobar que todas estas alzas eran innecesarias si se ahorraba y se dejaba de despilfarrar en un gobierno que hoy nos cuesta más de 25 centavos de cada peso... No. Calderón tenía que lograr su capricho de una reforma fiscal y un gasolinazo, y ante las voces de quienes alertaban de efectos inflacionarios, con oídos sordos, se armó y aprobó una ley que fué celebrada con bombo y platillo por quienes todavía en su miopía no eran capaces de ver que una ola de aumentos haría tanta presión en los pinos.

Hoy, cobarde y mentiroso, Calderón niega la autoría intelectual del gasolinazo y se deslinda de sus efectos. Se pinta como un héroe, defendiendo, aunque sea efímera y falsamente, la economía de los más necesitados; pero más claro que nunca, es evidente que ha tirado una piedra y no sabe dónde esconder la mano, y peor aún, amenaza con que esa piedra volverá a ser tirada muy pronto.

¿Pero porqué tuvo que frenar el aumento de las gasolinas? Si ya se le había advertido los efectos inflacionarios de la medida, ¿de qué se sorprende?, y si no sabía que eso podía suceder, entonces, hoy debemos ser más los preocupados por las pendejadas de los próximos años.

Habrá, como siempre, voces defendiendo lo indefendible, y buscarán matices justificadores a lo que hoy está más que negro... Pero lo que es muy evidente es que muy pocos meses fueron suficientes para darnos la razón a quienes siempre dudamos de su capacidad y sus intenciones.

Apenas unos meses fueron necesarios para demostrarnos a todos quién es el verdadero peligro para México.

3 comentarios:

Esteban dijo...

Alex, mi opinión:

1. La gasolina debería de costar $10 el litro, mínimo. Es contaminante usar autos. Y para muestra el siguiente ejemplo: En USA el galón de gasolina costaba $1 dolar hace tres años, ahora cuesta $3 dólares el galón y la inflación se conserva en un 2% anual. Así que el aumento en la gasolina no influye tanto en la canasta de precios, y sí influye en disminuir la contaminación y en que, entre más contamines, más pagues.

2. El estado necesita más recursos. De hecho es simplista el comentario que hizo Carlos Navarrete respecto a los 'recortes' para ahorrar dinero. Mira en términos macro, acá el estado recauda el 13% del PIB en impuestos. En Suecia el 40% (se pasa) pero el promedio de la OCDE anda en el 30%. Como ves estamos lejísimos de recaudar lo que debiéramos.

Claro, sería mejor gravar el consumo parejito al 15%, pero ya vimos que la gente no entiende razones.

Y claro, estaría también mejor que los tiangueros pagaran su ISR como debe de ser, que los que tienen una casita extra que arrendan también paguen el ISR de esos ingresos, etc. El país sería mucho más próspero.

Por último, no me explico cómo alguien de izquierda puede oponerse a que el gobierno recaude más, para que pueda redistribuir el ingreso.

Esteban dijo...

P.D. Ya superen el 2006, ¿no? porfis

AlexB dijo...

Si, pero porqué 10, que cueste 15 o 30! Qué importa! Y que cueste dinero contaminar, en cualquiera de sus formas... echarse un pedo, por ejemplo... y que si no causa inflación, quizá en EU, pero en México lo que veo en las tiendas no creo que sea un espejismo...

Y quizá tambien tengas razón que recortar y ahorrar sea simplista, entonces, no recortemos ni ahorremos, RECAUDEMOS... me agrada la idea, que se recaude como en el promedio de los países de la OCDE: donde supongo que combatieron su pobreza cobrándoles impuestos del orden del 30%... ¿Cómo no les entra esa idea tan efectiva!? Recaudemos y vivamos como suecos!

Ojalá fuera tan sencillo: que el gobierno diga: Págame el 15% y te lo regreso en prestaciones y servicios de primer mundo... el pedo es ¿De dónde saco ese 15% que me pides?

Y que si es de "izquierda" recaudar impuestos? Ahora resulta que Calderón es de izquierda!?

El pedo no es recaudar los impuestos, el pedo es COMO.

Mientras a Slim le perdonan los impuestos porque con lo que paga es un chingo, a los jodidos les suben de impuestos "una madre", pero que les descuenta la lana para subirse al camión...

Irónico, no?

En lo que no estamos de acuerdo es, en que algunos piensan que para que se acabe la pobreza, los pobres deben pagar, y otros pensamos que para que los pobres paguen, primero deben dejar de serlo.

A.