lunes, junio 04, 2007

Me gusta fumar.

Fumar, acompañado de una buena bebida, de una charla interesante; relajado, compartiendo con personas agradables, fumar es verdaderamente delicioso. Es como la canela en el chocomilk, como el limón en la sopa de fideos, como la salsa en los tacos de carne asada, como el azúcar en el café.

El fin de semana pasado fumé, despues de apenas 10 días de abstinencia.

Comparto la idea de que cualquier vicio es malo. No tanto el consumo de un producto en sí, sino la dependencia, la actitud adictiva. Tan malo es ser adicto al tabaco, como ser adicto al chocolate, o al deporte.

Esos 10 días de receso que tomé, no fué otra cosa que comprobar que mi organismo es capaz de mantenerse alejado del tabaco. Que mi voluntad es todavía más fuerte que la necesidad. Me di cuenta que si decido no fumar, lo puedo conseguir. Fumé, porque lo decidí. Porque decidí también tomarme unas cervezas, sin que ésto quiera decir que sea alcohólico.

La idea, es pues, mantenerme en esa delgada frontera de fumar por placer, en vez de hacerlo por adicción.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

claro que ser adicto al deporte te puede dejar de momento flexibilidad, condicion fisica, figura envidable, intercambios deportivos y una que otra medalla o trofeo (satisfacciones, al igual que el cigarro tambien)en general si se trata de justificar un vicio o por que no?, dos vicios los que el cuerpo aguante son hasta necesarios, pero no voy a dejar de creer que esto -me refiero al vicio- debe ser profundo, extremo para poderle asignar la etiqueta. lo demas son pequeñeces, en este caso, equivale a decir si le entro pero nomas hasta la puerta. insisto somos conservadores, aplaudo al toro y al torero, a 22 jugadores y hasta al arbitro, pero no se de toreo ni juego fut bol.

edil.

Esteban dijo...

Alex... yo du

Anónimo dijo...

QUE BUENO QUE LO VEAS ASI COMPAY, EN MI CASO, EN EL PASADO MES DE SEPTIEMBRE CUMPLI 4 AÑOS QUE DEJE EL VICIO, Y NO HE VUELTO A FUMAR, VAYA QUE ERA TODO UN PLACER, YA FUERA UN CIGARRO, UN HABANO. Y SOBRE LAS FACTURAS QUE TE COMIENZA A COBRAR LA VIDA, TE HE DE DECIR QUE DESPUES DE 15 AÑOS DE FUMAR, LO UNICO QUE ME DEJO, FUE UNA GARRASPERA QUE PA QUE TE CUENTO. ADEMAS COSA CURIOSA DURANTE EL TIEMPO QUE FUME, NUNCA ME GUSTO EL OLOR DEL CIGARRO.