martes, junio 26, 2007

Los truenos de las tormentas nocturnas en Guadalajara, nos despiertan violentamente.

-Papá, ¿tú también tienes miedo?
-No, hijo, ¿pero te puedes quedar a dormir con nosotros?

1 comentario:

Esteban dijo...

Me encanta tu perspectiva...